WORDPRESS
TEXTO

Desarrollador web profesional

Lección 2

Hoy tengo el placer de recibir en mi escuela a Óscar Moreno.
Consultor de Desarrollo Profesional, apasionado del deporte de montaña y los videojuegos que nos viene a hablar de la profesión que tanto ama y a la que se dedica en su día a día.
Hoy hablamos de desarrollo web profesional.
Os dejo con Óscar.

oscar-moreno-desarrollador-web-profesional

Ayudo a profesionales digitales a conseguir sus objetivos mejorando su desarrollo profesional.
Si quieres mejorar tus resultados puedes descargar gratis mi guía con los 8 trucos productivos para profesionales digitales.

Principales habilidades de un desarrollador web profesional

¿Te gustaría dedicarte profesionalmente al Desarrollo web? Pues además de la formación técnica oportuna, contar con ciertas habilidades te permitirá destacar sobre el resto.

¿Qué es una habilidad profesional?

​​​​​​​El fácil acceso a la información con el que contamos hoy en día, y las nuevas formas de aprender desarrollo web, contribuye a que cada vez existan mejores profesionales.
Por eso actualmente, no es suficiente contar con los conocimientos necesarios, pues seguramente, un alto número de expertos ya cuentan con ello.
Y es, en casos como estos, donde el desarrollo profesional, te ayuda a crecer, gracias a implantar distintas habilidades profesionales que te permiten diferenciarte del resto.
Así pues, una habilidad profesional, es la capacidad que debemos tener para realizar ciertas acciones, que, aunque no estén directamente relacionadas con la tecnología que utilicemos nos permitirán mejorar nuestra productividad, y por lo tanto, nuestros resultados.

Principales habilidades profesionales para un desarrollador web

Una de las ventajas de ser desarrollador web profesional, es que existen numerosas ofertas de empleo, por lo que, no es difícil encontrar trabajo en este sector.
Ahora bien, si que existe en este caso, una clara diferencia entre las distintas ofertas, sobretodo en relación a condiciones ofrecidas por las empresas, como por ejemplo, el salario.
Por este motivo, a continuación te expongo las principales habilidades con las que deberías contar para ser desarrollador web profesional.
No están ordenadas de mayor a menor importancia, por lo que puedes tratar de implantarlas según creas conveniente.
Mi recomendación, es que trates de adquirir en primer lugar las que consideres más fáciles, pues esto te ayudaría a ver antes tus progresos, y esa motivación, te impulsa a seguir creciendo y obtener mejores resultados.
Recuerda siempre que las habilidades se deben implantar. Puede que algunas te cuesten más que otras, pero nunca pienses “eso se me da mal”.
Como muchas cosas en la vida, es cuestión de practicar, observar cómo se puede mejorar, y repetir con lo aprendido. La constancia y el tiempo son los que te ayudarán a que se conviertan en un hábito en el que ni siquiera te des cuenta que lo haces.

Aprendizaje rápido

Esta habilidad es imprescindible, y seguramente lo será siempre en todos los campos relacionados con las nuevas tecnologías.
Los rápidos avances que ocurren en internet y en el mundo de la programación, obligan a los desarrolladores web profesionales a formarse continuamente para ofrecer a sus empresas y/o clientes, las tecnologías más innovadoras.
En este caso, es muy recomendable aprovechar esta habilidad para aprender WordPress o recibir formación de Marketing online.
Además, te será muy útil aprender ciertos lenguajes que serán imprescindibles para poder hacerte un hueco a nivel profesional. En este caso, tanto HTML como CSS y PHP, unido a conocimientos de bases de datos (MySQL por ejemplo), es a día de hoy esencial para un desarrollador web profesional. También es muy recomendable que conozcas lenguajes como Javascript o JQuery.
Pero, tampoco dejes de lado el uso de otras herramientas, que, si bien no serán tu tarea principal, te ayudarán a avanzar en más de una ocasión, y salvar algún obstáculo.
Así, te recomiendo que te formes en el uso de Photoshop, especialmente si no trabajas junto a un diseñador, pues siempre debes poder realizar algún retoque a nivel de diseño, y contar con esos conocimientos te ayudará a acabar antes el trabajo.

Autonomía

Aunque no en todas las ocasiones, si que en la mayoría, el desarrollador web profesional trabaja en solitario.
Muchas veces es debido a que trabajan como freelance.
Pero, aunque trabajen para una empresa, no es habitual que ese departamento cuente con muchos empleados.
Por eso, tu capacidad para trabajar de forma autónoma, y especialmente la proactividad con la que cuentes, te será de ayuda para sacar el trabajo adelante, sin la necesidad de que alguien tenga que dirigirte y decirte lo que debes hacer.
Por otro lado, y relacionada con la habilidad anterior, la autonomía también te será de gran importancia, a la hora de preocuparte por tu formación.
Esta capacidad, cada vez está más valorada por las empresas, pues es más común que los proyectos se orienten a objetivos y resultados.
Estamos pasando de un modelo clásico donde un gerente o director decía lo que se tenía que hacer, y con ello se valoraba en gran medida la disciplina de los empleados; a un modelo en el que se lidera en vistas a conseguir ciertos objetivos, siendo los empleados quienes aportan las soluciones creativas ante los retos y problemas que ocurren durante el transcurso del proyecto.

Productividad personal

No existe una única forma de hacer las cosas en el mundo del desarrollo web profesional, y tampoco es cuestión de que las formas sean mejores o peores.
Deberás adaptarte a cada situación particular: de tus clientes, empresas, tecnologías, situación profesional, etc…
Así que, mejorar la productividad personal te permite realizar la mayor cantidad de trabajo (producción) con los recursos disponibles.
Esto es algo muy valioso para los consumidores, ya que, en muchas ocasiones, no nos fijamos sólo en contar con la mayor calidad posible, sino que buscamos la mejor relación calidad/precio.
Para ello, es clave optimizar el consumo de recursos, pues te ayudará a mejorar tu competitividad tanto en precio como en plazo de entrega.
Otro detalle imprescindible a la hora de producir más y mejor, es que cuentes con distintas herramientas de productividad que te ayuden a realizar más trabajo, con menos esfuerzo.

No te pierdas nada

3 x 1

Todas las semanas recibirás el contenido semanal en tu bandeja de entrada y si eres suscriptor el contenido premium.

Responsable: Severiano Luna Torregrosa Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing ActiveCampaign suscrita al PrivacyShield. Podrás ejercer tu Derecho de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos Encontrarás más información en lapolítica de privacidad.

Gestión del tiempo

El desarrollo web profesional es uno de esos oficios multiproyecto. Es decir, se trabaja con varios proyectos en paralelo.
Atrás quedaron otros tiempos donde la gestión de proyectos se basaba en la metodología en cascada: El proyecto se dividía en diversas fases, y hasta que no finalizaba una, no comenzaba la siguiente.
Además, en muchas ocasiones, no se trabajaba en otros proyectos hasta finalizar el que estaba en curso, pues al principio, se había planificado cada fase, y había que cumplir con el plazo de entrega.
Hoy en día, la tendencia es definir al principio el producto mínimo viable, y sobre ello, ir realizando ajustes en función de lo que desean tanto usuarios como clientes. Sobre esto, existen hoy en día diversas metodologías como Scrum, GTD o Kanban, por ejemplo.
Esto además, facilita que se pueda trabajar en varios proyectos, mientras se espera el feedback de dichos usuarios y clientes.
Es entonces, cuando contar con la habilidad de saber aplicar una correcta gestión, ayuda a no desperdiciar un tiempo, cada vez más valioso, en tareas que no te acerquen a conseguir tus objetivos.

Escucha activa

En muchas ocasiones, el desarrollador web profesional, se encuentra con tener que plasmar en un trabajo, la idea de alguien que, siendo un profesional de su sector, sus conocimientos en nuevas tecnologías pueden ser limitados.
Es entonces cuando adquiere especial importancia la habilidad de la escucha activa.
No es suficiente con oír lo que nos digan. Ni siquiera te debes limitar a apuntar lo que te comuniquen.
La escucha activa, requiere de mucha práctica, paciencia y humildad, para centrar la atención en todo momento tanto en clientes como en usuarios.
Como profesional del desarrollo, la mayoría de los proyectos en los que tendrás que trabajar, serán los de otros, así que no debes pensar en únicamente lo que tu harías, debes escuchar activamente lo que necesitan de ti, para poder facilitarlo.
Por desgracia, algo que ha ocurrido en varias ocasiones, es que el resultado de un proyecto web, ya finalizado, no es el que esperaba el cliente. En estos casos, es fácil escuchar que “el cliente no sabía lo que quería”.
Lo cierto, es que todos, cuando somos clientes, sabemos lo que queremos, aunque, sobretodo en casos de tecnología, te puedes encontrar con que tu cliente no sepa como explicarlo.
Así, la escucha activa, también implica hacer preguntas, para concretar detalles, que, o bien ha pasado por alto el cliente, o bien no hayamos entendido correctamente.

Empatía

Esta habilidad está muy relacionada con la anterior. Pero, en esta ocasión, va un paso por delante.
Así como la escucha activa, nos ayuda a entender lo que quiere el cliente, la empatía, nos ayudará a comprender por qué lo quiere.
Esto, no quiere decir que siempre estemos de acuerdo, o que el cliente no pueda estar equivocado.
Pero, si consideramos que existe una alternativa que le resultará más beneficiosa a nuestro cliente, la empatía nos ayudará a comunicarle mejor la idea y los motivos del nuevo planteamiento.

Creatividad

Como hemos dicho antes, cada vez hay más y mejores profesionales del desarrollo web, por lo que es muy importante diferenciarnos.
Otra ventaja competitiva con la que deberías contar, es la de la creatividad.
Sobretodo, a medida que vas realizando más trabajos, contar con esta habilidad, te ayudará a ofrecer un contenido actualizado, a la vanguardia, y que cada cliente considerará único y hecho a su medida.
Por eso, debes fomentar hábitos en tu vida, que, aunque no estén directamente relacionados con la programación web, te pueden ayudar a encontrar inspiración o a desarrollar tu capacidad de creatividad.
Por ejemplo, es recomendable practicar otras artes, como la música, la pintura o la escritura.
No te encierres en pensar que eso es un don, que es algo con lo que o se nace o no se nace. Aunque contaran con ciertas habilidades en las edades más tempranas, los grandes artistas, han llegado a ese nivel gracias a horas y horas de práctica y ensayo.
Y la creatividad, no es una excepción, a medida que la practiques, te resultará más fácil innovar y aportar nuevas ideas.

Flexibilidad

Por último, pero no por ello menos importante, la flexibilidad es una habilidad que te ayudará a mejorar la satisfacción de tu empresa y/o clientes.
Hoy en día, si bien la especialización sigue siendo muy recomendable, es necesario que sepas adaptarte a cada situación, cliente o proyecto.
En este caso, la mejor forma de desarrollarla, es salir habitualmente de tu zona de confort. Si habitualmente haces el mismo recorrido para ir a trabajar, cambialo, si quieres hablar un nuevo idioma, conoce gente que lo hable y hazlo, etc…
Cuantas más veces pasas por experiencias a las que no estás habituado, más fácil te será asumir nuevos retos, lo que te ayudará a conseguir una de las habilidades que hoy en día tiene más valor.

Conclusión

Como ves, todas las habilidades se pueden desarrollar con práctica y constancia.
¿Y para ti?¿Cuál de todas te parece más importante? Cuéntamelo por el formulario de contacto.

Pen
>

Training Gratuito >> Haz despegar tus ventas